La Prioridad de la Promesa

Spanish
Gálatas 3:15-20
Year: 
2017
Quarter: 
3
Lesson Number: 
6

Lección 6

La Prioridad de la Promesa

(Gálatas 3:15-20)

Introducción: En Génesis 15:6 dice que " Abram creyó al Señor, y el Señor se lo reconoció como justicia". Pablo nos dice que este es el modelo que Dios tiene en mente para nosotros. Necesitamos creer y confiar en Dios. Si lo hacemos, eso es suficiente para que podamos estar en una relación correcta con Él. Esa es nuestra entrada al cielo. Pero, ¿es esto correcto? ¿Qué pasa con el hecho de que Dios dio los Diez Mandamientos a Su pueblo a través de Moisés? ¿Qué pasa con el hecho de que Jesús hizo la obediencia aún más difícil diciendo que el mirar "lujurioso" era adulterio de "corazón" y el sólo enojarte te sometía a juicio al igual que los asuntos de asesinato te someten a juicio (Mateo 5)? ¡Habla acerca de hacer los estándares más rigurosos! Pablo analiza el impacto de la ley en nuestro estudio esta semana. ¡Sumérgete en la Biblia y aprende más!

  1. La Promesa
    1. Lee Gálatas 3:15. ¿Qué crees que es un "pacto humano"? (Un pacto es un contrato, un acuerdo entre dos (o más) personas).
      1. Piensa en la última vez que firmaste un contrato. ¿Prometiste hacer algo? ¿La otra parte prometió hacer algo? (Los abogados llaman a estas promesas "consideración". Cada parte en el contrato hace una promesa de hacer algo).
    2. Mira de nuevo a Gálatas 3:15. ¿Qué dice Pablo que no se puede hacer a un contrato firmado? (Tú cumples con sus términos, no puedes pedir más y no puedes hacer menos de lo que prometiste.)
      1. ¿Es esa tu experiencia? (Pablo habla de lo que se puede hacer cumplir, él habla de lo ideal: si das tu promesa en un contrato, debes guardarla. Si estás de acuerdo en que la otra persona debe hacer algo específico, no debes esperar que ella haga más.)
    3. Lee Gálatas 3:16-17. ¿Cómo encajarías los Diez Mandamientos en la discusión que acabamos de tener sobre las promesas contractuales? Si el contrato es que Dios te considera justo si confías en Él, ¿cuál sería tu reacción a la adición de los Diez Mandamientos? (Me quejaría de un incumplimiento de contrato, ¡me quejaría aún más fuerte si Dios me dijera que esas reglas se interpretarían de la manera más estricta posible! Yo diría que Dios me estaba pidiendo hacer mucho más que el contrato original).
      1. ¿Cuál es el punto de Pablo aquí? (Dios no lo haría, la ley no fue dada como parte del contrato original entre Dios y los humanos, fue dada para algún otro propósito.
  2. La Semilla
    1. Lee de nuevo Gálatas 3:16 y céntrate en la discusión sobre "semilla" y "semillas". ¿Pablo está diciendo que este contrato no fue entre Dios y Abraham (y sus descendientes), sino entre Dios, Abraham y Jesús?
      1. ¿Cómo podría Dios hacer un contrato consigo mismo? ¿Dios Padre hizo un contrato con Dios el Hijo?
      2. ¿Hay alguna duda de que la "semilla" es Jesús? (Pablo dice específicamente que la semilla es Cristo.)
    2. Mira otra vez el principio de Gálatas 3:17. ¿Pablo anticipa que tal vez no entendamos esto? (Él dice: "Lo que quiero decir es..." Yo no entiendo este supuesto contrato con Jesús, así que tenemos que seguir viendo si Pablo lo aclara más tarde).
    3. Lee Gálatas 3:18. Pablo introduce ahora otro término legal, "herencia". ¿Qué tiene que ver la herencia con lo que estamos discutiendo? (Una persona puede heredar derechos contractuales. Digamos que tu padre accedió a alquilar tierras a otra persona por diez años por $ 10,000 al año Si tu padre murió y heredaste la tierra, tú tomarías las tierras sujetas al contrato. Significa que tú continúas la promesa y continúas beneficiándote de la promesa hecha por la otra persona, creo que Pablo nos dice que heredamos el interés de Abraham en el contrato hecho entre Dios y Abraham).
    4. Lee Gálatas 3:19. ¿Cómo aclara esto la confusión anterior sobre la Semilla? (En lugar de decir que la "Semilla" es un beneficiario del contrato, dice que la "Semilla" es el objeto del contrato. ¡Eso tiene mucho sentido para mí!)
  3. La Ley
    1. Miremos la parte de Gálatas 3:19 que habla del "propósito" de la ley. ¿Cuál es el propósito de la ley? (Fue agregado "debido a transgresiones," y tiene un tiempo limitado de aplicación.)
      1. Si Jesús obedeció la ley a nuestro favor, y no estamos sujetos a la penalidad de la ley, ¿por qué habría necesidad de que la ley llenara la brecha hasta que Jesús viniera? ¿Por qué necesitarían algo? (Piensa en el cuadro más amplio: ¿Dios quiere que pequemos?) Obviamente no, Jesús vino y guardó la ley en parte para mostrar que Adán pudo haber guardado la ley, guardar la ley es algo bueno. Nos mostró cómo vivir (nos mostró que "más que la ley" era el ideal, simplemente mantener la ley estaba apuntando demasiado bajo), Él también envió al Espíritu Santo para ayudarnos a vivir una vida de acuerdo con la voluntad de Dios. Necesitábamos una guía).
    1. Lee Gálatas 3:19-20. He incluido el versículo 19 porque quiero centrarme en la referencia a un "mediador". ¿Quién crees que es este mediador? ¿Moisés? (Lee 1 Timoteo 2:5-6 y Hebreos 9:15. Estos versículos claramente llaman a Jesús nuestro Mediador, especialmente debido a su muerte en nuestro favor.)
      1. Mira nuevamente Gálatas 3:19. ¿Puso Jesús la ley en efecto a través de ángeles? ¿Cómo era la ley parte de la mediación? (Lee Romanos 5:10 y 2 Corintios 5:17-19). Dios es santo y nosotros no somos El pueblo de Dios, durante su cautiverio egipcio, aparentemente había perdido de vista la meta de Dios para sus vidas. Para ayudarlos a estar en mejor conformidad con la voluntad de Dios, les dio la ley, por lo que pienso que Moisés es el "mediador" original. Sin embargo, Jesús es el verdadero mediador cuando vivió y murió y pagó la pena por nuestros pecados.
      2. ¿Cuál es el punto de Pablo al escribir que "Dios es uno"? ¿Qué tiene que ver esto con que Jesús sea el "Mediador"? (El mediador no representa a ninguno de los dos partidos: en la ley estadounidense actual, un mediador trata de unir a los dos partidos opuestos: Jesús es plenamente Dios y plenamente humano, es uno con Dios, y en el sentido más extraordinario, nos reunió con Dios.)
    2. Relee la primera oración de Gálatas 3:19 y luego lee la primera oración de Gálatas 3:21. Vamos a estudiar Gálatas 3:21 la próxima semana, pero ahora mismo quiero que mires las dos preguntas planteadas en estos dos versículos. ¿Las dos preguntan lo mismo? (Sí. Si podemos entender el propósito de la ley, entonces podemos decir si se opone al contrato original entre Dios y Abraham.)
      1. Considerando la meta general de Dios para nosotros, ¿está la ley en conflicto con el contrato?
      2. ¿Qué quería Dios que Abraham hiciera? (¡Que confiara en Él!)
      3. ¿Por qué Dios quiere que los humanos confíen en Él? (Vivirían en armonía con Dios, confiaríamos en que el camino de Dios y la voluntad de Dios eran lo mejor para nuestras vidas).
      4. ¿Qué hace la ley por nosotros? (Lee Romanos 7:7) La ley revela la voluntad de Dios para nosotros ¿Quieres saber vivir una vida en armonía con la voluntad de Dios? Lee los Diez Mandamientos).
      5. ¿Qué pasa con los comentarios de Jesús sobre la lujuria y la ira que son problemas en el nivel de adulterio y asesinato? ¿Es esa dirección algo que nos ayuda a estar en armonía con Dios? (Lee Santiago 1:13-15). Los seres humanos no tropiezan accidentalmente con el adulterio o el asesinato. El acto comienza con un deseo, un complot en la mente, para hacer estas acciones. Creo que el punto de Jesús es que si no cometes adulterio o asesinato es simplemente porque no tienes la oportunidad, tu vida no está en armonía con la voluntad de Dios. Si estás planeando cometer adulterio o asesinato, entonces tu vida no está en armonía con la voluntad de Dios.
    3. ¿Cómo, entonces, deberíamos vivir? (Si aceptamos la vida de Jesús, la muerte y la resurrección en nuestro nombre, tenemos la seguridad de que el castigo por el pecado no se aplica a nosotros. Somos salvos. Al mismo tiempo, cuando llevamos una vida dirigida por el Espíritu Santo, nos damos cuenta de que todo lo que Jesús hizo fue ponernos en armonía con Dios. Con la ayuda del Espíritu Santo, elegimos dirigir nuestros pensamientos y nuestras vidas de una manera que sea consistente con los mandamientos revelados de Dios. ¡Confiamos en Dios, sabemos que esto hará que nuestras vidas mejoren y sabemos que esto traerá gloria a Dios!)
    4. Amigo, ¿aceptarás lo que Jesús ha hecho por ti? ¿Estarás de acuerdo en confiar en Él en todo lo que haces?
  1. La próxima semana: El Camino de la Fe.

Copr. 2017, Bruce N. Cameron, J.D.

Traducido por Rafael