Jesus y los Necesitados

Spanish
Lucas 4 & 7, Juan 2
Year: 
2019
Quarter: 
3
Lesson Number: 
7

 

Lección 7

Jesus y los Necesitados

(Lucas 4 y 7, Juan 2)

Introducción: Cuando tenemos un nuevo jefe en el trabajo, cuando escuchamos los discursos de los candidatos que se postulan para un cargo público, escuchamos lo que dicen que harán. Después de que el jefe lleva un tiempo en la oficina, o el candidato es elegido, comparamos lo que prometieron con lo que realmente han hecho. ¿Por qué? Queremos saber si son honestos. Pero, otra razón es determinar si entendimos la promesa original. Nuestro Señor es honesto. El es confiable. Esta semana compararemos las "promesas" sobre lo que haría por lo menos con lo que hizo, para asegurarnos de que entendemos lo que quiso decir. ¡Vamos a sumergirnos en nuestro estudio de la Biblia y aprender más!

  1. Promesas
    1. Lee Lucas 4:16-19. ¿Sobre quién escribe Isaías?
    2. Lee Lucas 4:20-22. ¿Sobre quién dice Jesús que Isaías escribe? (Jesús dice que esto se trata de Él. No solo se trata de Él, sino que lo que describe se está cumpliendo actualmente).
      1. ¿Cómo reacciona la gente? (Algunos, al menos, son escépticos).
        1. ¿Eres escéptico? (Yo no lo soy).
    3. En nuestra serie sobre cómo tratamos a los pobres y necesitados, hemos estado probando algunas de las afirmaciones populares para ver si pueden resistir una evaluación inteligente basada en la Biblia. Miremos nuevamente a Lucas 4:18-19 y enumeremos lo que Jesús dice que se está cumpliendo a través de Él. ¿Qué son esas cosas? (Los pobres reciben buenas noticias. Los cautivos son liberados. Los ciegos pueden ver. Los oprimidos son liberados. Se proclama el tiempo del favor de Dios).
    4. Lee Lucas 7:20-22. ¿Qué está en juego aquí? (Si Jesús es el Mesías prometido. Si cumple lo prometido en Isaías).
      1. Compara lo que Isaías prometió (Lucas 4:18-19) con lo que Jesús dice que cumple esa promesa (Lucas 7:22). ¿Estarías convencido?
    5. Debido a que esto es fundamental para una comprensión correcta de cómo debemos tratar el menor de estos, revisemos cada uno de estos para comprender lo que Jesús tiene en mente para nosotros.
      1. “Buenas noticias para los pobres”. ¿Puedes nombrar un solo lugar en los evangelios (o en cualquier otro lugar de la Biblia) donde Jesús habló solo a los pobres? ¿Tenía un cartel de "no entrar" para los ricos? (¡No! De hecho, el único ejemplo es todo lo contrario, Jesús le dio una audiencia privada a Nicodemo, un hombre muy rico y poderoso. Ver Juan 3).
        1. Si Jesús no discriminaba a favor de los pobres, ¿cómo deberíamos entender esta promesa? (El Antiguo Testamento está lleno de historias (piensa en Job y Abraham) y promesas (Deuteronomio 28) de que ser fiel a Dios lo hace rico. Ser pobre o discapacitado era una señal para que todos vieran que era infiel a Dios. Ver Juan 9:2. Jesús trajo las "buenas nuevas" de que los pobres también podrían salvarse. Jesús compartió el evangelio con ricos y pobres por igual).
      2. “Libertad para los cautivos”. ¿Puedes nombrar un solo incidente en el que Jesús liberó a una persona encarcelada? ¿Visitó a un prisionero en la cárcel? (¡No! La ironía de la interpretación de que Jesús se refiere a los prisioneros es que nuestra historia de Lucas 7 tiene a los discípulos de Juan el Bautista encarcelado yendo a Jesús. Jesús no fue a visitar a Juan el Bautista en prisión. Sabemos por las historias en Hechos que existían cárceles y prisiones).
        1. Si Jesús no estaba visitaba a los reclusos, y mucho menos liberándolos, ¿cómo deberíamos entender esta promesa? (Mira nuevamente a Lucas 7:22. Ser discapacitado es una restricción a su libertad. Ser esclavo del pecado es una restricción a su libertad. Las acciones de Jesús muestran que esto es lo que quiso decir con la liberación de "cautivos").
      3. “Recuperación de la vista para los ciegos”. ¿Puedes nombrar un solo incidente en el que Jesús le devolvió la vista a una persona ciega? (¡Sí! Hay muchos relatos de esto).
        1. Lee Mateo 15:11-14. ¿Cómo usa Jesús el término "ciego" aquí? (Personas que tienen una comprensión errónea de la voluntad de Dios).
      4. "Liberar a los oprimidos". Cuando se menciona a los "oprimidos" en mi país, el argumento tiene que ver con la desigualdad financiera o política, a pesar de que todos aquí tenemos libertad financiera y política de las restricciones gubernamentales. ¿Jesús liberó a alguien de los límites del gobierno a la libertad política o económica? (Mira nuevamente a Lucas 7:22. Cuando Jesús describe su obra, vemos que su libertad tiene que ver con la libertad de los espíritus malignos, las enfermedades y la discapacidad).
      5. "Proclama el año del favor del Señor". ¿Qué aspecto de la vida de Jesús refleja esto? (Lee Lucas 7:22, la última parte. Jesús vino a vivir con los humanos, a obedecer a Dios a la perfección, a pagar la pena por nuestros pecados y a la vida eterna. Esa es una buena noticia y el mejor ejemplo del favor de Dios).
    6. Contempla lo que acabamos de discutir. Si realmente quisieras ser como Jesús en términos de ayudar a “el menor de estos”, si quisieras ser como Jesús en la promesa y el cumplimiento de su obra, ¿qué harías? (¡Predica el evangelio a todos! Pídele al Espíritu Santo que te dé el poder de sanar y expulsar demonios. Promueve la enseñanza bíblicamente correcta).
  2. Acción
    1. Lee Juan 2:13-14. ¿Por qué estarían estos mercaderes y cambistas en el templo? (El comentario popular del Nuevo Testamento da dos razones. Primero, el animal traído como sacrificio debe ser "sin mancha" (Levítico 22: 19-20). Esto le dio a los sacerdotes la autoridad sobre qué animales eran aceptables. Segundo, el impuesto del templo tenía para ser pagado en una moneda del santuario. Por lo tanto, los hombres tuvieron que cambiar su dinero a la moneda del santuario para pagar este impuesto. Este mercado podría haber estado fuera del templo, pero la preocupación obvia es que los sacerdotes hicieron dinero al permitir que estuviera en el templo).
      1. ¿Qué problemas crees que podrían haber surgido con esta situación? (Tendría todo el ruido y el desorden conectados con el granero en el área del templo. El aspecto financiero de todo esto podría conducir a la corrupción).
    2. Lee Juan 2:15-16. ¿Está Jesús en contra del comercio? (El problema era hacerlo en el templo, un lugar donde la gente venía a encontrarse con Dios).
      1. ¿Te parece pecaminoso el enfoque de Jesús? ¿Parece haber perdido los estribos? (Jesús no pecó, entonces esto no puede ser pecaminoso).
        1. Si esto no es pecaminoso, ¿qué lección nos enseña esto hoy? (A veces, las acciones fuertes y las palabras son aceptables para enfrentar el mal hacer).
    3. Lee Juan 2:18. ¿Qué desafío a las acciones de Jesús plantean los líderes judíos? (Ellos desafían su autoridad. ¿Qué señal de Dios puede mostrar Jesús para probar su autoridad?).
      1. ¿Es esta una pregunta razonable?
      2. ¿Si esto es precedente para aquellos que encuentran irregularidades en la iglesia? ¿Quién tiene autoridad para tomar acciones como esta? ¿Alguien que no está de acuerdo?
      3. A lo largo de los años, me han sorprendido aquellos que piensan que tienen este tipo de autoridad. Durante gran parte de mi vida adulta, he enseñado la clase principal de escuela sabática para adultos en el santuario. Recuerdo a un visitante por primera vez que se puso de pie y desafió mi enseñanza porque no estaba usando la versión King James de la Biblia. Otro se levantó y desafió que había un árbol de Navidad en la plataforma. ¿Los visitantes tienen autoridad para hacer estos desafíos? (Mire nuevamente a Juan 2:16. Jesús se refiere a la "casa de su Padre").
        1. ¡Todos somos hijos de Dios! ¿Eso significa que tenemos esta autoridad como sus hijos?
    4. Lee Juan 2:18-19. ¿Qué dice esto acerca de nuestra autoridad como hijos de Dios? (Jesús no reclama la autoridad que todos tenemos. Más bien, reclama la autoridad como Dios, parte de la Trinidad. Dice que tiene autoridad para resucitar de entre los muertos. Creo que los visitantes deben preocuparse por los pecados de arrogancia y presunción cuando se levantan para condenar a personas que no conocen).
    5. Amigo, considera lo que tu iglesia está haciendo por el "menor de estos". Las iglesias de las que he formado parte han regalado ropa, han ayudado con refugios para personas sin hogar o comedores populares y han organizado ministerios penitenciarios. Este tipo de amabilidad es bueno y se menciona positivamente en Mateo 25:34-40. Pero, nuestro estudio de esta semana muestra que esos programas no son el estándar de oro para nuestro trabajo. ¿Qué sucede si le pedimos al Espíritu Santo poder para sanar a los discapacitados, expulsar demonios y predicar las buenas nuevas con poder? ¿Harías eso?
  3. La próxima semana: "La Menor de Estas".

 

Copr. 2019, Bruce N. Cameron, J.D.

Traducido por Rafael