La Ley como Maestro

Galatas 3, Romanos3, Deuteronomio 28
Spanish
Year: 
2020
Quarter: 
4
Lesson Number: 
3

Lección 3

La Ley Como Maestro

(Gálatas 3, Romanos 3, Deuteronomio 28)

Introducción: Dos niños nacieron el mismo día en el mismo hospital. Uno era mi hijo y el otro el hijo de otra pareja que conocíamos en la comunidad. Nuestras familias no eran amigas, pero nos conocíamos por un amigo en común. Un día, cuando nuestros hijos tenían unos cinco años, mi hijo y yo estábamos caminando por una escuela al mismo tiempo que este otro niño y su padre. Una mujer hermosa pasó junto a nosotros y, para mi asombro, el niño de cinco años y su padre estaban discutiendo su cuerpo. Mi hijo ni siquiera sabía que este era un tema de discusión, y mucho menos sabía lo suficiente para tener una opinión. ¡Qué diferencia puede hacer la educación de los padres en la vida de un niño! Dios es nuestro padre y su ley es nuestro maestro. Al enseñar a nuestros hijos acerca de la ley de Dios, ¿cómo debemos abordarla? ¿Qué actitud debemos enseñar a nuestros hijos a tener sobre la ley? ¡Profundicemos en nuestro estudio de la Biblia y veamos qué podemos aprender!

  1. La Ley Examinada
    1. Lee Gálatas 3:10. ¡Espera un minuto! Si la ley es nuestro maestro (como sugiere el título de la lección), entonces, ¿por qué estamos maldecidos por confiar en nuestro maestro?
      1. Imagínate a uno de mis alumnos explicando: "Me gusta el profesor Cameron como maestro, pero si confías en su explicación de la ley, estás bajo una maldición".
    2. Centrémonos en la segunda mitad de Gálatas 3:10. ¿Cuál es el motivo de la maldición? ¿Es la enseñanza o una falla en seguir la enseñanza? (Es una falla en seguir. Las palabras críticas son fallar en “acatar todas las cosas escritas” y fallar en “hacerlas”. La enseñanza no es el problema, el problema está en no seguir la enseñanza).
      1. ¿No es esto obvio? Si estoy enseñando a una clase de futuros abogados, si no aprenden la ley, tendrán problemas cuando comiencen a representar a los clientes, ¿verdad?
      2. ¿Notaste un problema con mi primera pregunta - el texto dice confiar en las "obras" de la ley - en lugar de confiar en "la ley"? ¿Qué son las obras de la ley?
    3. Lee Gálatas 3:11. ¿Por qué es "evidente" que nadie es justificado ante Dios por la ley? (Lo que es evidente es que nadie guarda la ley. Si los humanos pudieran cumplir perfectamente la ley, entonces esta declaración es incorrecta y no es evidente).
      1. El texto vincula lo que es "evidente" con "el justo por la fe vivirá". ¿Cómo entiendes ese vínculo? (Los justos no pueden vivir por sus obras, pueden vivir por su fe).
    4. Lee Gálatas 3:12-14. ¿Cómo viviremos? Si no es cumpliendo la ley, ¿qué es? (Cristo nos redimió de la maldición de no guardar la ley. Se convirtió en maldición por nosotros. Así, como dice el versículo 11, "el justo vivirá por la fe").
      1. Piensa en esto un minuto. ¿El hecho de que no podamos cumplir perfectamente la ley dice algo negativo sobre la ley? (No. Dice algo negativo sobre nosotros).
      2. Observa que el versículo 14 habla de nuestra fe y del “Espíritu prometido”. ¿Qué nos enseña esto sobre el Espíritu Santo? (Es un resultado crítico de la fe).
        1. Si niegas la Trinidad, ¿qué estás diciendo acerca del Espíritu Santo?
    5. Lee Romanos 3:21. Concéntrate en la última parte de este versículo. ¿Cómo dan testimonio la "Ley y los Profetas" de la "justicia de Dios"? (Hay una serie de respuestas correctas, pero para nuestro propósito esto muestra que la ley es consistente con la justicia de Dios).
    6. Lee Romanos 3:31. ¿Qué significa la salvación por fe sola para la ley? (La sostiene).
      1. ¿Cómo puede ser eso? Si no somos salvos por la ley, si no podemos obedecer perfectamente la ley, entonces ¿cómo nuestra confianza en Jesús para obedecer la ley por nosotros "sostiene la ley"? (Jesús murió, al menos en parte, para defender la ley. Si no tuviera importancia, Dios simplemente habría abolido la ley. Él no habría descendido para nacer como un ser humano y guardar la ley perfectamente).
  2. La Ley Confirmada
    1. Lee Romanos 3:20. ¿Cuál es una de las razones por las que la ley es tan importante? (Entendemos el pecado a causa de ella. Vemos lo que debemos evitar).
    2. Lee Romanos 3:19. ¿Cuál es otra razón para la ley? (Detiene a aquellos que se jactan de sus obras justas. Todos somos incapaces de guardar la ley. Todos somos “responsables ante Dios” por nuestros pecados).
    3. Lee Romanos 3:22-24. ¿Son estas buenas noticias? (¡No hay mejores noticias! Nuestro fracaso en guardar la ley es la razón por la que es tan importante tener el don de la gracia a través de lo que Jesús ha hecho por nosotros).
      1. Al contemplar los tres últimos textos que leímos, ¿cuál es tu reacción al tratar de guardar la ley? (La ley es buena. No guardar la ley es malo).
    4. Lee Deuteronomio 28:1-2 y luego dale un vistazo Deuteronomio 28:3-14. ¿Qué dice Dios que es el beneficio de la obediencia a la ley? (¡Todo tipo de bendiciones!)
    5. Lee Deuteronomio 28:15 y dale un vistazo Deuteronomio 28:16-68. ¿Qué sucede cuando desobedeces la ley de Dios? (¡Cosas terribles! Todo te lo quitan).
    6. Recientemente leí “hacemos un flaco favor a nuestros estudiantes” para enseñar que aquellos que obedecen la ley prosperan. La razón para sugerir que esto es un “flaco favor” es que todos conocemos a personas buenas a las que les sucedieron cosas malas. Si dudas de que le puedan pasar cosas malas a la gente buena, lee el libro de Job y Hebreos 11. Pero pongamos esto en perspectiva. ¿Crees que comer frutos secos tiende a hacerte más saludable?
      1. Si dijiste “sí” (y sí es la respuesta obviamente verdadera), entonces dime, ¿todos los que comen maní se vuelven más saludables? (De nuevo, la respuesta obviamente verdadera es "no", lees advertencias sobre los cacahuetes todo el tiempo).
      2. ¿Creemos normalmente que la excepción invalida la regla? Si miras la vida de todos los que conoces, ¿les va mejor o peor a los que viven de acuerdo con la ley de Dios? ¿A los que viven en oposición a la ley de Dios les va mejor o peor? Limita tu comparación con las personas que realmente conoces. (Aquellos que siguen la ley de Dios lo hacen mejor en todos los sentidos. Creo que es un "flaco favor" no enseñar que la obediencia a Dios es el camino hacia una vida mejor aquí y en el más allá).
    7. Lee Romanos 1:4-5. ¿Qué nos dice esto que traerá la fe? (Obediencia).
      1. ¿Tiene esto un sentido lógico para ti? (Si crees que algo es verdad, lógicamente actuarías de acuerdo con la verdad).
      2. Mira la última frase de Romanos 1: 5. ¿Qué razón importante encontramos aquí para obedecer la ley? (“Por amor de su nombre entre todas las naciones”. Traemos gloria a Dios al obedecer la ley).
        1. Una vez más, pensemos en esto un momento. ¿Por qué la obediencia a Dios le da gloria? (Una razón es que se refleja bien en Dios cuando obedeces. Hace que Dios se vea bien).
        2. ¿Es esto lo que llamamos "ganar, ganar"? (¡La obediencia te bendice y bendice a Dios!)
    8. Lee Salmos 40:8. ¿Es esto cierto para ti?
      1. Nota la progresión de razones para obedecer la ley que hemos discutido hasta ahora. Primero, nos enseña algo muy importante: nos da el conocimiento de qué evitar. Saber lo que es correcto hacer y hacerlo (en la medida de lo posible) trae bendiciones. La conexión entre nuestra fe y nuestra obediencia trae una lógica a nuestra vida. Vivimos con honestidad. No nos jactamos de ser mejores de lo que somos. La vida honesta, amorosa y productiva trae gloria a Dios y gloria a nosotros. Finalmente, llegamos a un punto en el que la obediencia es fundamental para quienes somos. ¡Es una delicia!
        1. ¿Dónde estás en esta progresión?
    9. Lee Hebreos 11:24-25. ¿Qué cautela trae esto al cuadro que hemos estado construyendo de la obediencia a Dios? (Hablamos de esto antes. La obediencia puede (y lo hace) traer problemas pasajeros y el pecado puede (y lo hace) brindar placer pasajero).
    10. Quizás mirar el otro lado de la obediencia nos ayude a enfocarnos mejor en los problemas. Lee Titus 3: 3. ¿Preferirías esta imagen de la vida? ¿Te ves descrito en esto?
    11. Amigo, tenemos una clara elección. No obedecemos la ley para ganarnos la salvación, obedecemos la ley porque es una bendición para nosotros y da gloria a nuestro Dios. ¿Le pedirás al Espíritu Santo que te guíe en toda buena obra?
  1. La semana que viene: “Los Ojos Del Señor”: La Cosmovisión Bíblica.

 

Copr. 2020, Bruce N. Cameron, J.D.

Traducido por Rafael