¿Quién es el Hombre de Romanos 7?

Spanish
Romans 7
Year: 
2017
Quarter: 
4
Lesson Number: 
8

Lección 8

¿Quién Es el Hombre de Romanos 7?

(Romanos 7)

Introducción: Romanos 7 es uno de mis capítulos favoritos en la Biblia. Eso puede parecer extraño para ti. ¿Por qué no elegir un capítulo que derrama alabanza a Dios? ¿Por qué no elegir un capítulo que prometa paz y alegría? Me gusta ese tipo de capítulos también. La razón por la que me gusta tanto Romanos 7 es porque me alienta en mi lucha contra el pecado. Algunos dirán que no debería animarme. Algunos dirán que es para los cristianos principiantes, no para los viejos como yo que han estado en la fe por décadas. Hagamos lo que hacemos todas las semanas: ¡saltemos a nuestro estudio de la Biblia y aprendamos más sobre lo que Dios tiene para enseñarnos!

  1. Autoridad Legal
    1. Lee Romanos 7:1-3. ¿Qué ha cambiado en la historia que Pablo cuenta en estos versículos? (El esposo murió).
      1. ¿Cambió la ley? (No).
      2. ¿Qué deberíamos concluir de esto? ¿Qué nos enseña sobre la ley? (La ley no cambia, pero las circunstancias cambian nuestra relación con la ley).
    2. Lee Romanos 7:4. ¿Cómo ha cambiado nuestra relación con la ley debido a un cambio en las circunstancias? (Como la esposa que fue liberada de la ley del adulterio por la muerte de su esposo, así somos liberados de la ley por la muerte de Jesús en nuestro nombre).
      1. En nuestra historia, la mujer se casó con otro hombre. O, al menos, ella era libre de hacerlo. ¿Qué somos libres de hacer? ("Dar fruto a Dios").
        1. ¿Puedes explicar esto? ¿Por qué nuestra libertad de la ley nos lleva a dar fruto a Dios?
  2. Fruto
    1. Lee Romanos 7:5-6. Creo que esta es la respuesta a la última pregunta. ¡Pero, necesitamos indagar un poco para entenderla! ¿La ley de Dios despierta "pasiones pecaminosas"? (No por sí misma. Observa el otro ingrediente necesario: "ser controlado por la naturaleza pecaminosa").
      1. ¿Estar "bajo la ley" hace que seamos controlados por nuestra naturaleza pecaminosa? (Míralo de esta manera. Nuestra naturaleza humana natural es pecaminosa. Cuando vemos el "No harás" de la ley, nuestra naturaleza rebelde surge y deseamos hacer lo que la ley prohíbe).
    1. Mira de nuevo a Romanos 7:6. ¿Cuál es la nueva forma de servir? (A través del Espíritu Santo. Esta vez, el "espíritu" que nos impulsa no es nuestra naturaleza humana natural, sino más bien el Espíritu de Dios. Al ser "liberados" de la condenación de la ley, somos libres de elegir un Espíritu Santo dirigido a vida).
      1. ¿Ha cambiado la ley? (No).
      2. ¿Qué ha cambiado? (Tus circunstancias. Eres llevado a vivir una vida consistente con la ley de Dios a través de la guía y el aliento del Espíritu Santo. Ya no estás impulsado por tu naturaleza pecaminosa a rebelarte contra la ley de Dios).
    2. Lee Romanos 7:7. ¿Para qué sirve la ley? (Para alertarnos sobre lo que es pecado)
      1. Algunos enseñan que Pablo está escribiendo sobre la "ley ceremonial" de Moisés. Fuimos liberados de ella y no de los Diez Mandamientos. ¿Qué dice este versículo sobre esa enseñanza? (Está mal por dos razones. Primero, el ejemplo que Pablo usa es uno de los Diez Mandamientos (Éxodo 20:17). Segundo, Pablo dice que la ley nos enseña acerca del pecado. Ese beneficio (una correcta comprensión del pecado) es más correctamente atribuido a los Diez Mandamientos que a cualquier ley ceremonial. Si Pablo hablara solo de la ley ceremonial, ¿qué clase de imagen de pecado tendrías?)
      2. La razón por la que algunos enseñan que Pablo no se refiere a los Diez Mandamientos es porque lamentan que los cristianos no se preocupen por la ley, específicamente por el mandamiento del sábado. Relee Romanos 7:5-6. ¿Quieres ser obligado a la justicia por obras para el mandamiento del sábado, o cualquiera de los otros mandamientos? (¡Amigo, quiero ser salvado por gracia por toda la ley! ¡Quiero ser guiado por la nueva manera del Espíritu Santo para toda la ley! La idea de que Pablo está excluyendo alguna parte de la ley (los Diez Mandamientos) socava la gracia).
    3. Lee Romanos 7:8-11. ¿Esto te parece correcto? ¿Alguna vez has notado que cuando a alguien le dicen que no pueden tener algo, entonces comienzan a quererlo intensamente? Por otro lado, si tener algo siempre es una opción, entonces son indiferentes a tenerlo. ¿Puede atestiguar, en tus propias observaciones, la verdad de lo que Pablo escribe?
    4. Lee Romanos 7:12. ¿Cuál es la naturaleza de los Diez Mandamientos? (¡Son geniales! Son "santos, justos y buenos").
      1. Si los Diez Mandamientos son tan buenos, ¿qué está mal? (¡Los que estamos mal somos nosotros! Lo que está mal es nuestra naturaleza pecaminosa. Tenemos que reemplazarla con la guía del Espíritu Santo).
      2. ¿Por qué morir a los Diez Mandamientos nos ayuda a llegar al punto de ser guiados por el Espíritu Santo? (Ya no tenemos que preocuparnos porque el no obedecer los Diez Mandamientos trae la muerte. Jesús murió por nosotros. "También moriste a la ley por el cuerpo de Cristo" (Romanos 7:4). Somos libres para vivir por Su Espíritu).
      3. ¿Alguna de nuestras discusiones hasta ahora parece dirigida a nuevos conversos al cristianismo? (Lejos de ello. Esta idea de obediencia a la ley, la idea de que podemos salvarnos apretando los dientes y comportándonos, es un problema universal).
    5. Lee Romanos 7:13. ¿Qué pasa con la ley "produjo la muerte en mí"? (Pablo repite que no es la ley, sino el pecado. "[Para] que el pecado sea reconocido como pecado, produjo la muerte en mí." Nuestra experiencia con el pecado nos enseña que causa daño. Nos trae tristeza. trae la muerte. Una vez más, Pablo parece pedirnos que pongamos a prueba lo que está diciendo en contra de nuestra propia experiencia).
  1. La Lucha
    1. Lee Romanos 7:14-16. ¿A quién crees que Pablo describe aquí? ¿A él o a un nuevo cristiano? (¿Por qué se estaría refiriendo a alguien más cuando usa la palabra "Yo?")
      1. Contempla el argumento que Pablo ha estado construyendo en nuestro estudio las dos semanas anteriores. ¿Cuál es su mensaje general? (En Romanos 5 estudiamos que Jesús ya pagó la pena por nuestros pecados. En Romanos 6, Pablo dice "no te pases de la raya" y piensa que está bien continuar en pecado. Ahora, en Romanos 7, Pablo dice nuevamente: "no saltes por la borda" y espera que hayas terminado con el pecado. Cada capítulo se basa en el pasado para evitar conclusiones extremas. Pablo no enseña a los nuevos creyentes, les está enseñando a todos los cristianos.
    2. Lee Romanos 7:17-20. ¿Qué excusa da Pablo por hacer cosas que él no quiere hacer? ¿Qué excusa da él por sus pecados? (Él dice: "¡Culpe a mi naturaleza pecaminosa!")
      1. ¿Hemos escuchado esta idea de Pablo anteriormente en este capítulo? (Esto se remonta a todo el problema con la ley. No hay nada de malo en la ley, sino que es nuestra naturaleza pecaminosa la que reacciona a los Diez Mandamientos con el deseo de pecar (Romanos 7:4-12).
    3. Lee Romanos 7:21-24. ¿Entiendes exactamente lo que Pablo está sintiendo? (Todo cristiano honesto debería sentirse así. Pablo expresa la opinión de todos nosotros).
    4. Lee Romanos 7:25. ¿Quién nos rescató? (¡Jesús! ¡Jesús nos da gracia!)
      1. Veamos esto desde un ángulo diferente. Digamos que Pablo escribe solo a cristianos jóvenes e inmaduros. ¿Qué diría eso a los cristianos maduros? (No tienen excusa para el pecado. Pero, más desalentador, no tienen ninguna esperanza de rescate. Este es otro argumento para la justificación por las obras, y debe ser rechazado).
    5. No puedo dejarnos aquí. Estudiaremos Romanos 8 la próxima semana, pero leamos Romanos 8:1-4. ¿Cuál es la gran noticia para nosotros que aún luchamos con nuestra naturaleza pecaminosa? (Nosotros, "a través de Cristo Jesús", hemos sido establecidos "libres de la ley del pecado y la muerte". ¡Qué alegría!)
    6. Amigo, Pablo no ataca los Diez Mandamientos. El enemigo es nuestra naturaleza pecaminosa Nuestra naturaleza no reacciona bien a la ley. Nuestra lucha con nuestro yo natural continúa durante nuestra caminata cristiana. Pero, la gran noticia es que en Jesucristo no tenemos condena. No permitas que aquellos que, a sabiendas o sin saberlo, defienden la justicia mediante las obras te roben tu alegría. Solo acepta el regalo que Jesús ofrece.
  1. La próxima semana: Sin Condena.

Copr. 2017, Bruce N. Cameron, J.D.

Traducido por Rafael