El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración

Spanish
(Romanos 8, Efesios 3, Mateo 7, Marcos 11)
Year: 
2017
Quarter: 
1
Lesson Number: 
10

Lección 10

El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración

(Romanos 8, Efesios 3, Mateo 7, Marcos 11)

Introducción: A veces tenemos problemas para hacer coincidir las promesas de la Biblia con nuestra propia experiencia. Por ejemplo, en varios lugares la Biblia nos dice que si le pedimos a Dios se nos dará lo que buscamos. Véase, por ejemplo Mateo 7:8. En Mateo 18:19 se nos promete que si dos están de acuerdo "sobre cualquier cosa" entonces "les será concedida por mi Padre que está en el cielo”. ¿Estas promesas  han funcionado siempre  para ti? Si no, ¿por qué no? Muy recientemente, leí que si pudiera beneficiarme de mi oración, ese sería un "motivo dudoso" que invalidaría mi petición. Sin duda el escritor de esa declaración pensaba que explica por qué algunas de nuestras oraciones no son contestadas. ¿Cómo puede una motivación egoísta descalificar mis oraciones cuando Jesús me dice que debo orar "Danos hoy nuestro pan de cada día"? Mateo 6:11. ¡Claramente, necesitamos más estudio sobre este tema! ¡Indaguemos en nuestro estudio del Espíritu Santo y la oración!

  1. Intercesión del Espíritu Santo y de la Oración
    1. Lee Romanos 8:26-27. ¿Qué nos enseña esto acerca de nuestra habilidad para saber qué orar? (Dice que no sabemos por qué debemos orar).
      1. Un cristiano razonable probablemente concluirá que si Dios no parece responder a nuestra oración, la culpa debe estar con nosotros de alguna manera. ¿Este texto parece confirmar ese problema?
      2. ¿Cómo nos ayuda el Espíritu Santo a hacer las oraciones "correctas"? (Él intercede por nosotros.)
      3. ¿Qué nos viene a la mente cuando hablamos de intercesores humanos? (Obviamente, pienso en los abogados, un abogado sabe, basado en el entrenamiento y la experiencia, cómo poner la solicitud de un cliente en los términos adecuados.) Se nos dice que el Espíritu Santo tiene una forma de comunicación que es más eficaz que las palabras.
        1. ¿Por qué llamarías “gemidos" a  la intercesión del Espíritu Santo? ¿Por qué sería eso más eficaz que las palabras?
        2. ¿Por qué necesitamos el Espíritu Santo para hacer que nuestras oraciones sean mejores? ¿No entiende Dios? ¿No es el Espíritu Santo el Espíritu de Dios?
      4. ¿Quién es el "Él" en Romanos 8:27 que busca nuestros corazones? (Lee Jeremías 17:10, creo que se refiere a Dios el Padre).
    2. Vuelve a la última parte de Romanos 8:27. ¿Cómo ayuda el hecho de que Dios conozca la mente del Espíritu Santo con nuestras oraciones? (Dios conoce nuestros corazones y sabe cómo piensa el Espíritu Santo. Esta combinación nos ayuda a saber qué y cómo orar ¿Por qué? El Espíritu Santo desencadena esos impulsos que crean las oraciones "correctas", y luego las transmite de una manera De acuerdo con la voluntad de Dios, lo cual demuestra que el problema no es con el entendimiento de Dios, sino con la naturaleza de nuestras oraciones).
      1. Si pensamos que Dios no está respondiendo a nuestras oraciones, ¿el problema podría ser que no estamos pidiendo ayuda al Espíritu Santo?
    3. Lee Efesios 3:16-17. ¿Qué es lo que, a la vez, fortalece nuestro "ser interior" y permite que Jesús more en nuestros corazones? (El Espíritu Santo.)
    4. Lee Efesios 3:17-19. ¿Qué es lo que Jesús, que vive en nosotros a través del Espíritu Santo, nos ayuda a comprender sobre el amor de Dios? (Nos ayuda a comprender la naturaleza del amor de Dios.)
    5. Lee Mateo 7:9-11. ¿Qué nos dice esto acerca del enfoque de Dios para responder a nuestras oraciones? (¿Le das a tus hijos todo lo que ellos piden? Por supuesto que no, sabes que darles algunas cosas sería dañino. Sabes que el momento de tu regalo es importante).
    6. Lee Mateo 7:12. ¿Está Jesús haciendo declaraciones aleatorias de la verdad? ¿O está relacionado esto con el tema de pedirle cosas a Dios? (La declaración de Jesús parece estar conectada de dos maneras: Primero, la decisión de Dios sobre qué oraciones responder positivamente refleja Su amor, al igual que tratar a los demás como nos gustaría ser tratados refleja amor. En segundo lugar, nuestras oraciones deben tener en cuenta su impacto en los demás.)
    7. Volvamos a la cuestión de que Dios responda a nuestras oraciones. Aprendimos que Dios responde a nuestras peticiones como un padre amoroso respondería. También aprendimos que el Espíritu Santo que vive en nosotros nos ayuda a entender los contornos del amor de Dios. Considerando estos dos puntos importantes, ¿cómo nos ayuda el Espíritu Santo con oraciones contestadas? (Al entender el amor de Dios, entendemos lo que debemos orar para que sea consistente con Su amor por nosotros.)
  2. El Espíritu Santo y el Pedir
    1. Lee Mateo 7:7-8. ¿Hay alguna calificación en estas promesas? (Sí, en el sentido que necesitamos pedir, buscar y llamar, significa que necesitamos tomar la iniciativa).
    2. Lee Mateo 18:19-20. ¿Por qué es importante tener a dos de acuerdo? (Si tienes que decirle a alguien lo que tienes en mente, podría moderar tu oración.) Si necesitas que la segunda persona esté de acuerdo, eso es un límite para oraciones irrazonables.
      1. ¿Por qué Jesús agrega que el Espíritu Santo estará presente donde dos o tres se junten en el nombre de Jesús? (La dirección del Espíritu Santo con respecto a nuestras oraciones, como acabamos de discutir, es excepcionalmente importante.)
    3. Lee 1 Juan 5:14-15. ¿Esta declaración "de acuerdo a su voluntad" es una condición para responder a la oración?
      1. Observa que en 1 Juan 5:15 parece decir algo diferente, que Dios oye "todo lo que pedimos". ¿Hay un conflicto en estos dos versos? Primero nos dicen que Jesús solo escucha cuando le pedimos de acuerdo a Su voluntad, pero luego nos dicen que Él oye no importa lo que le pedimos. (La manera consistente de leer es que Jesús "escucha" peticiones que son consistentes con Su voluntad. De aquellas peticiones que son consistentes con Su voluntad, Él les otorga lo que sea que fuere la petición).
      2. Seamos muy prácticos aquí. Recuerdo pedir ferviente y repetidamente  que mis padres vivieran hasta los 85 años de edad. Eso no sucedió. Mi padre murió a los 70 años y mi madre murió a los 80. ¿Cómo podría pedir que la vida de mis padres fuera algo más que consistente con la voluntad de Dios? (Yo no tengo el espacio para dar los detalles, pero ahora que miro hacia atrás en estos eventos, creo que el tiempo de Dios fue perfecto, dado el hecho de que vivimos en un mundo pecaminoso, imperfecto. De haber conocido el final desde el principio (como ahora, al menos en parte), yo habría estado de acuerdo con el momento de Dios. Él dio la respuesta más amorosa teniendo en cuenta los intereses de los tres.
  3. El Espíritu Santo y la Fe
    1. Lee Marcos 11:22-24. ¿Puedes pensar en algo más inútil que arrojar una montaña al mar? Después de toda esta discusión acerca de cómo el Espíritu Santo nos ayudará a saber qué es mejor pedir a Dios, ¿por qué Jesús usa un ejemplo como este?
      1. ¿Qué representan las montañas en la vida real? (Son obstáculos, difíciles de mover, son desafíos.)
      2. ¿Qué nos dice la naturaleza de "desafío" de una montaña acerca de lo que Jesús está diciendo realmente en este versículo? (No importa cuán grande sea el problema en tu vida, está sujeto a remoción a través de tus oraciones.)
      3. Cuando Jesús dice "no duda en su corazón sino cree" ¿a qué se refiere Jesús? (Esto vuelve a la conexión con el Espíritu Santo, es el Espíritu Santo dentro de nosotros lo que hace posibles estas cosas).
    2. Lee Marcos 11:25. ¿Es esta otra condición para que nuestras oraciones sean respondidas? (Jesús lo hace una condición de perdón) Jesús dice lo mismo en Mateo 6:12. Sin embargo, Jesús no dice explícitamente que es una condición de la oración contestada.)
      1. Si no es una condición de oración contestada, ¿por qué Jesús la menciona aquí? (Recuerda nuestra discusión anterior acerca de cómo el Espíritu Santo enfoca los mejores impulsos de nuestra mente cuando oramos con Su ayuda. Jesús está haciendo lo mismo aquí, está enfocando nuestros mejores impulsos.)
    3. ¿Sientes que tienes respuestas a por qué algunas oraciones no son contestadas, cuando al mismo tiempo Dios nos da expansivas promesas acerca de la oración? (Los textos que hemos estudiado sugieren que el amor está en el fondo de todas las respuestas a las oraciones, Dios nos da respuestas positivas cuando pedimos y es en nuestro mejor interés. Dios también promete a su Espíritu Santo darnos ese discernimiento e inspirar nuestros impulsos, para pedir las mejores cosas.)
    4. Amigo, ¡necesitas el Espíritu Santo! Entre otras cosas, necesitas al Espíritu Santo para guiar y bendecir tu vida de oración. ¿Pedirás continuamente al Espíritu Santo que guíe tu mente y tus oraciones?
  4. La próxima semana: Aflicción y Resistencia al Espíritu Santo.

 

Bruce Cameron, J.D.

Traducido por Rafael